Cura El Vitíligo Con Tratamientos Caseros, Sencillos Y Económicos

El vitíligo es una enfermedad de la piel que causa manchas blancas en distintas partes del cuerpo. Esta enfermedad ocurre cuando se destruyen los melanocitos, que son las células que producen el color o el pigmento de la piel. El vitíligo también puede afectar los ojos y las membranas mucosas (tales como el tejido dentro de la nariz y la boca).

Cuida tu alimentación al máximo, esto ayudará a combatir el vitíligo. Elimina todos los productos con componentes químicos y cocina lo más natural posible. Además, se ha demostrado que alimentos como los garbanzos, las uvas o el melón ayudan en estos casos. La arcilla roja mezclada con jugo de jengibre es un buen remedio casero para curar el vitíligo. Aplicada sobre la piel directamente conseguirá resultados asombrosos.

Anuncio

Existen remedios naturales que ayudan en el proceso de curación, la crema de cúrcuma con aceite de mostaza. Ambos ingredientes deben hervirse con agua hasta que esta se evapore y solo quede el aceite. Se debe filtrar y guardar en un recipiente de vidrio y aplicar sobre la zona afectada un par de veces al día durante unos 3 meses.

Anuncio

Tratamientos caseros para el vitiligo:

vitiligo

Anuncio

La crema casera obtenida con el vinagre de manzana y las semillas de rábano es también muy eficaz. Debe aplicarse igualmente un par de veces al día sobre la zona afectada.

El pepino es un alimento perfecto para combatir el vitíligo. Corta medio pepino, trocéalo y mezclado con aloe vera y yogur. Introduce la mezcla en una licuadora hasta lograr una mezcla homogénea, un licuado ideal para curar el vitíligo. El kiwi es ideal para ingerir en batido añadiendo una cucharada de polen. Es recomendable ingerir este batido cada mañana al despertar, antes de tomar el desayuno diario.

Se ha demostrado que la pimienta negra posee propiedades realmente sorprendentes para conseguir recuperar el color de la piel. Mezcla pimienta negra molida con unas gotas de aceite de oliva, creando una mezcla consistente y cremosa, aplicándola sobre todas las manchas de la piel y dejando actuar un  mínimo de media hora.  Repetir hasta 3 veces cada día.

Las legumbres como los garbanzos poseen un alto contenido en aminoácidos, sustancias fundamentales para producir melanina, responsable de la tonalidad de la piel. El consumo de garbanzos te permitirá recuperar el color de la piel.

Añadir en hojas de albahaca un poco de jugo de limón natural  y aplicar sobre las zonas blancas de la piel. Es importante repetir dicho proceso cada día durante varios meses, pudiendo ver los resultados progresivamente.

Commentarios

No hay comentarios