El dolor de rodillas era insoportable hasta que probé hacer esto. El resultado fue increíble.

Hasta el momento existen muchas personas que desconocen los beneficios de las hojas de col.

Si bien se acostumbra a comer las hojas de col y tiene muchos beneficios para el cuerpo, estos van más allá, ya que las hojas también se pueden utilizar como tópicos. Por ello te recomendamos que guardes unas cuentas hojas de col en tu refrigerador y verás que luego podrás darle mucho uso.

Anuncio

Para saber que tipo de usos puedes darle, a continuación te decimos 4 usos para las hojas de col de forma tópica.

Anuncio

4 usos para las hojas de col, de forma tópica.

usos para las hojas de col

Anuncio

En este caso, puedes utilizar cualquier tipo de col, aunque quizás te convengan las hojas de la col común, ya que suele ser más económica, práctica y fácil de conseguir.

1. Sobre golpes.

Si has sufrido algún tipo de golpe, trauma o lesión y notas que la zona comienza a inflamarse o volverse de un color rojizo, envuélvela con hojas de col frescas. Luego, sostenlas y aprieta bien con un vendaje.

Esto también te será de mucha ayuda ante una torsión de tobillo, muñeca o si sufres de hinchazón por venas varicosas. Ante una retención de líquidos y para mejores resultados, puedes dormir con el vendaje y quitarlo al otro día.

2. Glándula tiroides.

glandula-tiroides

Algunos pacientes afirman haber regulado el funcionamiento de su glándula tiroides utilizando hojas de col. Para ello, antes de dormir cubre la zona de garganta y cuello con unas cuantas hojas, directamente sobre la piel. Luego afirma con una bufanda para sostener y dar calor. Duerme con la compresa, al otro día por la mañana, retira.

3. Cefaleas tensionales.

Para aliviar las cefaleas tensionales, es decir los dolores de cabeza ocasionados por el estrés, el cansancio o la falta de sueño, aplica col en áreas estratégicas. Ubica unas cuantas hojas en la zona de la coronilla y una a cada lado del cráneo, sobre las sienes. Luego sostén con un gorro.

4. Dolores derivados de la lactancia.

lactancia

Especialmente durante los primeros meses, cuando el recién nacido toma mucha leche del pecho, las mamas suelen doler por una congestión, por la misma succión o por un mal agarre del pequeño. Puedes calmar estas molestias aplicando hojas de col frías sobre los senos. En poco tiempo el dolor y la inflamación desaparecerán.

Es importante que enjuagues bien el pezón antes de dar de mamar al bebé.

Esperamos que este artículo haya sido de tu interés, así que si te gustó no dudes en compartirlo a través de redes sociales.

Commentarios

No hay comentarios