Uñas Encarnadas, Síntomas y Tratamiento

Ya no será necesario ocultar tus pies bajo las sábanas o la arena, con los consejos que aquí te daremos podrás disfrutar de unos pies sanos y decirle adiós a  las uñas encarnadas.

La mayoría de las personas no le prestan importancia a este problema, sin embargo puede llegar a convertirse en algo más complejo de solucionar sin tratamiento, comenzando con bordes enrojecidos, dolor e inflamación, zona  vulnerable, e incluso molestia al caminar o con el roce del zapato.

Anuncio

Al tener las uñas encarnadas,  estas se adhieren a los borden de la piel que las rodean y la van cortando al crecer, ocurriendo a menudo en el dedo gordo del pie, aunque puede presentarse en las demás uñas.

Anuncio

Ayuda… ¿Cómo evitarlo?:

 gfdsgdsg

Anuncio

Como remedios caseros es recomendable colocar los pies en un recipiente con agua por algunos minutos antes de cortar las uñas, de manera que estén blandas cuando se realice el corte, el mismo deberá ser de manera recta, sin redondear los bordes.

Una buena medida para evitar cortar las uñas demasiado cortas es respetar el largo de la yema, cuando la uña es mucho más corta que esta, aumenta el riesgo de uñas encarnadas.

Además es bueno cortarlas periódicamente, no usar zapatos muy ajustados que puedan presionar los dedos, comprar medias a la medida, usar zapatos abiertos con el que las uñas tengan  contacto con el aire libre, ya que los zapatos cerrados pueden ocasionar que de encajen en la piel aún más.

Acá te damos una lista de remedios caseros que podrás intentar en caso de que una uña se encarne:

Remedio N° 1: Colocarse crema en el borde de las uñas y remojar los pies en periodos de quince minutos en un recipiente con agua tibia y sal, repetir una o dos veces al día, puesto que el agua caliente ayuda a suavizar la piel que rodean las uñas y la sal reduce la inflamación.

Remedio N° 2: Agregar a un recipiente con agua unas cucharadas de sales de Epsom y remojar los varios  minutos. Repetir la acción en el transcurso del día.

dsfgsdg

Remedio N° 3: Remojar los pies en agua tibia y con ayuda de un palillo o cortadores especiales intentar remover la uña, a fin de que la misma se despegue de la piel y termine de crecer sin problemas.

Si realiza los pasos antes mencionados y el problema persiste lo mejor será acudir a un especialista que le ayude a sanar sus pies de la mejor manera y evitando molestias mayores.

 

Commentarios

No hay comentarios