Tratamientos Complementarios Para La Artritis Reumatoide

La artritis reumatoide es una de las formas de artritis más frecuente, puede afectar a todas las articulaciones, provocando inflamación de los cartílagos y la membrana sinovial alrededor de las uniones de los huesos.

Se la considera una enfermedad autoinmune en la que se producen autoanticuerpos contra el propio organismo. Los síntomas principales consisten en hinchazón y dolor principalmente en las articulaciones de manos y pies, deformación de las regiones afectadas y perdida de movilidad.

Anuncio

El tratamiento farmacológico se basa en la administración de fármacos antiinflamatorios, corticoides e inmunosupresores, dependiendo de la gravedad del cuadro. Más allá de los tratamientos convencionales y de realizar ejercicio regularmente y cuidar la alimentación para controlar el peso, existen tratamientos complementarios para tratar la artritis reumatoide.

Anuncio

Otras opciones

11

Anuncio

A continuación presentamos algunos de esos tratatamientos complementarios

Glucosamina y condoitrina: Son suplementos nutricionales que por lo general se usan combinados. El primero es derivado de las ostras y la coraza de los cangrejos. Es la versión sintética de un azúcar que se encuentra naturalmente en las articulaciones. El segundo es derivado del cartílago de la vaca y del tiburón. Este suplemento podría reducir el dolor y la inflamación. Algo importante, no tomes ninguno de estos suplementos para tratar tu artritis si eres alérgico a los mariscos.

Acupuntura: Las investigaciones demuestran que este tratamiento de origen milenario, podría ser efectivo en la reducción del dolor en las articulaciones.

SAM-e: Es una versión sintética de un componente que se encuentra naturalmente en los tejidos humanos. También podría ayudar a disminuir el dolor en algunas personas, pero a veces es necesario tomarlo por un mes antes de notar su efecto.

Técnicas de relajación: podrían ser efectivas para controlar el dolor, las técnicas de respiración, de hipnosis y de relajación de los músculos.

El más popular de los tratamientos complementarios para la artritis reumatoide es la utilización de ácidos grasos Omega 3 los estudios demuestran que el tomar regularmente suplementos de ácidos grasos Omega 3 (aceite de pescado) ayudan a disminuir la sensibilidad y el dolor en las articulaciones.

Sin embargo, el efecto de estos suplementos a largo plazo no ha sido estudiado todavía. Además, como las dosis altas de este compuesto pueden causar sangrado, es importante que no lo tomes sin consultar con tu médico.

Ciertamente, existen varios tratamientos complementarios para la artritis. Sin embargo, nunca debes iniciar ninguno por tu cuenta, siempre es recomendable discutirlo con tu médico. Para que sea él quien tenga la última palabra.

12

Commentarios

No hay comentarios