Combate La Sequedad Vaginal Con Estos Ingredientes Naturales 100% Efectivos

Las mujeres, en líneas generales, pueden padecer de varios problemas a nivel vaginal; se puede incluso hasta decir que, por lo menos una vez al mes una mujer sufre algún tipo de infección pequeña.

Sin embargo, cuando se trata de condiciones que son algo fastidiosas para las mujeres, encontramos la resequedad vaginal, conocida clínicamente como vaginitis atrófica. Se considera  vaginitis atrófica a la condición de cuando los tejidos de la vagina ya no están sanos y no presentan buena lubricación; dicha condición es debido a la disminución en la cantidad de estrógenos presentes en el cuerpo de una mujer.

Anuncio

En casos normales, cuando hay un revestimiento en la vagina se produce un líquido lubricante totalmente transparente, que permite que las relaciones sexuales sean mucho más cómodas evitando, al mismo tiempo, la resequedad vaginal. No obstante, cuando los niveles de estrógenos bajan, causan que el tejido vaginal se encoja volviéndose más grueso, causando resequedad e inflamación.

Anuncio

Remedios Naturales Para Una Lubricación Vaginal

2

Anuncio

Antes de saber cómo combatir el problema de resequedad veamos algunos de los síntomas que puede ayudarte a identificar si te encuentras presentando la resequedad vaginal, entre los más comunes están:

  • Ardor al momento de orinar
  • Presencia de sangrado leve o justo después de la relación sexual
  • Dolor intenso durante la relación sexual
  • Flujo vaginal escaso
  • Intenso dolor, ardor o picazón en toda el área de la vagina

Algunos remedios que pueden ayudarte a combatir la resequedad vaginal y que son fáciles de preparar y conseguir son:

Aceite de sésamo: Con la ayuda de un algodón impregnado de aceite de sésamo (en pequeñas cantidades), vamos a aplicar por toda el área afectada. El tratamiento debes hacerlo por una semana para mejores resultados.

Caléndula y malva: Vamos a macerar 100 gr de caléndula y 100 gr de malva en 5 litros de agua, durante 12 horas aproximadamente. Una vez pasadas las horas, tomaremos el agua y la calentamos un poco para hacer baños de asiento. Repetir diariamente hasta notar una mejor lubricación.

Cúrcuma: Para el tratamiento usaremos el extracto de cúrcuma, lo mezclaremos con un poco de leche líquida hasta formar una pasta que, posteriormente, aplicaremos en la vagina.

Manzanilla: Es uno de los remedios más usados contra la resequedad vaginal. Tomaremos un litro de agua y colocaremos 2 puñados de hojas y flores de manzanilla, tapamos y llevamos a la nevera a enfriar. Pasadas unas horas, realizaremos baños de asiento con la mezcla para  reducir el picor y la inflamación.

Gel de aloe vera: El aloe vera tiene grandes propiedades como humectante natural; mezclaremos el gel con un poco de leche, aplicaremos en toda el área afectada todos los días hasta notar mejorías.

Recuerda mantener una buena higiene vaginal, tomar agua y aplicar los remedios naturales. Comparte la información con todas tus amigas, agradecemos siempre todos tus comentarios.

Commentarios

No hay comentarios