Esta Receta Japonesa Promete Quitarte Hasta 10 Años De Daños En Tu Piel

La fuente de la juventud, es algo que todos quisiéramos conseguir en esta vida, el simple hecho de pensar que podríamos ser jóvenes eternamente, en especial con nuestra piel y ver todo los que espera a futuro, simplemente es algo que resulta fascinante.

Ciertamente durante miles de años se ha buscado lucir joven, muchas personas suelen aprovecharse del deseo de las personas, indicando recetas y remedios que definitivamente no funcionan pero que si vacían los bolsillos de aquellos quienes quieren lucir jóvenes o tener una piel mejor.

Anuncio

Bien sea a través de tratamientos estéticos que igual por más que incidamos en ellos tarde o temprano nuestro cuerpo muestra las marcas del tiempo, y más bien son un daño a largo plazo a nuestra piel pues ni los mejores cirujanos pueden vencer al tiempo, lo cierto es que la receta que te traemos hoy es totalmente natural y te hará lucir más joven de lo que realmente eres.

Anuncio

El secreto milenario de los japoneses

20

Anuncio

 

¿Te has percatado de que las mujeres japonesas siempre lucen jóvenes y hermosas por más que pasen los años? pues lo que hace que esta mujeres luzcan así de jóvenes es el arroz.

Si, seguramente pensaras que es una broma, pero no, el arroz posee innumerables propiedades, es sumamente rico en antioxidantes de increíble potencia, que estimulan la producción de colágeno, este previene la formación de arrugas.

Esta maravillosa sustancia que posee el arroz es conocida como escualeno, pero también posee ácido linoleico, estos son los que estimulan la producción de colágeno como dijimos anteriormente, también es rico en vitamina E y es abundante en gama orizanol, esta sustancia cuida nuestro corazón y disminuye el colesterol.

Los ingredientes que necesitas para preparar esta increíble receta son los siguientes:

  • 1 cucharada de leche
  • 1 cucharada de miel
  • 3 cucharadas de arroz

Preparación:

Lo primero que debemos hacer es cocinar las tres cucharadas de arroz, por 2 minutos, una vez transcurrido dicho tiempo colamos el arroz y guardamos el agua donde se coció este, pues la utilizaremos más adelante.

En un bowl colocamos el arroz y le agregamos la leche bien caliente y la miel, los mezclamos muy bien hasta que forme una especie de pasta o mascarilla. Luego limpiamos bien nuestro rostro y aplicamos la mascarilla y la dejamos en él hasta que esta se seque.

¿Te acuerdas del agua donde se coció el arroz?, la que reservamos, pues una vez que la mascarilla este seca, la retiramos lavando nuestro rostro con esta agua.

Te recomendamos aplicar esta mascarilla una vez a la semana y te aseguramos te asombraras con los resultados.

Si te gusto esta receta compártela con tus amistades y déjanos tu experiencia.

Commentarios

No hay comentarios