Estas Son Las Posibles Razones De Porque Tu Hijo(A) Moje La Cama

En la labor de ser padres se tienen muchísimas preocupaciones, aún más cuando el niño está en pleno crecimiento; pero sin duda alguna el momento del bebé dejar los pañales significa todo un reto para mamá y papá.

Lo primero que se debe hacer cuando el niño informa que mojó la cama, es tranquilizarlo, para el niño el sentimiento es de vergüenza o fracaso, recuerde que para él también es un reto lograr llegar al baño; si tu niño tiene más de cinco años y aún orina la cama dormido es bueno llevarlo a un especialista, para que lo ayude a controlar la enuresis como es que se le conoce científicamente a mojar la cama en la noche.

Anuncio

Algunas causas que originan la enuresis en los niños son: vejiga pequeña, lenta maduración en las conexiones nerviosas entre el cerebro y la vejiga, poca producción en la hormona antidiurética durante la noche, preocupación o angustia, estreñimiento, sueño profundo y en ocasiones un mal de familia.

Anuncio

Soluciones Para Que Tu Pequeño No Moje La Cama

baño

Anuncio

Antes de ir a dormir: durante la noche  evita darle a tu niño mucho líquido, acostúmbralo a ir al baño antes de dormir y explícale que debe vaciar todo para poder ir a la cama.

Confianza: debes decirle a tu niño que en la noche está bien ir al baño, hazle saber que si tiene miedo puede llamar a mamá o a papá para que lo acompañe, de igual forma puedes dejarle la luz del baño encendida para que no tenga miedo de ir.

Recompensas: es bueno celebrar cada vez que logra levantarse sin mojar la cama, así que animarlo con su desayuno favorito o alguna actividad que le guste será un incentivo para que cada día no moje la cama.

Receta de la abuela: no perdemos nada con probarlo. En un pequeño saco de tela, de unas dimensiones de 10 x 10 cm aproximadamente  se mezclaba 1 ajo fresco troceado, 2 cucharadas de semillas de hinojo y 1 cucharada de tomillo. Se colocaba el saco al interior del pijama enganchándolo mediante un pequeño imperdible. El saquito siempre tenía que quedase en contacto con la piel del niño. Se usa el saquito durante un mes, cambiando el ajo cada tres días.

Lo importante es afrontar el cambio de la mejor manera, entender que no es el fin del mundo si tu niño moja la cama, puedes ayudarte colocando protectores impermeables debajo de la sábana para cuidar el colchón, en el futuro podrán hasta reír juntos de esta etapa.

Commentarios

No hay comentarios