Lee Aquí, Las 10 Parafilias Más Extrañas

Una parafilia es un patrón de comportamiento sexual en el que la fuente predominante de placer se encuentra en objetos, situaciones, actividades o individuos atípicos.

Una parafilia puede girar en torno a dos factores esenciales: el fetiche sexual con un objeto (por ejemplo ropa interior, muñecos, animales) o bien el acto del fetiche sexual (que por ejemplo suele incluir una experiencia como dar órdenes, provocar o recibir dolor, arriesgarse al peligro)

Anuncio

Hay quienes suponen que aquellas personas que practican algún tipo de parafilia lo hacen porque se han cansado del sexo de manera convencional y esto ya no los satisface, buscando entonces el placer desde otras fuentes.

Anuncio

Curiosas y raras

dsfsfa

Anuncio

Un ejemplo clásico de estas concepciones socialmente aceptadas o rechazadas es el caso del sexo oral o la masturbación, las cuales dejaron de ser consideradas una parafilia a comienzos del siglo XX. Por esta misma razón, hacer una lista completa de parafilias es prácticamente imposible, ya que estas cambian como lo hace toda sociedad.

Algunas de las más extrañas parafilias.

El parcialismo es el interés sexual por una parte del cuerpo específico que despierta tanto interés erótico como los genitales o aún más. Si acaso los pies, las manos o las axilas despiertan lo más salvaje de tí, quizás se te pueda considerar como un parcialista.

Clismafilia, se conoce como clismafilia a la parafilia consistente en recibir placer sexual por la introducción de líquidos en el ano.

Masoquistas, las prácticas masoquistas también incluyen la asfixia y la autoasfixia, lo cual se conoce como asfixiofilia y en muchas ocasiones implica un peligro mortal.

La urofilia, también conocida como urolagnia, es la capacidad de excitarse y de tener placer sexual por la orina, ya sea bebiendo o bañándose en ella.

Se le llama escatalogia telefónica a una parafilia en la cual la persona realiza llamadas indecentes a desconocidos.

La eproctofilia es el fetichismo por los gases. Los eproctofílicos a menudo son vistos como una forma de coprofílicos, ya que despiertan su líbido oliendo flatulencias humanas.

Triolismo, para los triolistas, tres no son multitud, ya que lo que es considerado como su trastorno en el comportamiento sexual, consta de el placer de ver a sus parejas tener relaciones sexuales con otras personas.

Emetofilia, los emetofílicos encuentran el goce cuando les vomitan encima, revolcándose en los fluidos regurgitados de otras personas.

csfdfs

Acrotomofilia, es el interés sexual por las partes amputadas del cuerpo.

Necrofilia, es la atracción sexual por los cadáveres. En distintos grados de putrefacción, los necrofílicos no solo ven gente muerta ellos los fornican.

Commentarios

No hay comentarios