Estos síntomas te advierten una mala circulación y seguramente los estás ignorando

La mala circulación afecta a millones de personas en el mundo.

Nuestro cuerpo nos da indicios de que tenemos una mala circulación pero nosotros lo pasamos por alto, pensamos que se trata de algo pasajero pero la realidad es otra. Además debemos tomar en cuenta que una mala circulación no es un problema asociado únicamente a la tercera edad, todos podemos tenerla a pesar de estar jóvenes.

Anuncio

Para mejorarla debemos cambiar muchos hábitos que tenemos en el día a día, pero antes de ello debemos investigar cuales son los síntomas que te advierten una mala circulación, para así poder atacarlo de una vez por todas. ¡Lee con mucha atención!

Anuncio

Síntomas que te advierten una mala circulación

mala circulación

Anuncio

Manchas en la piel

Los médicos nos hablan de los síntomas visibles y los síntomas silenciosos o casi imperceptibles. Las manchas, los cambios de color en la piel o incluso una epidermis más seca son reflejo de que nuestra sangre no fluye de forma adecuada.

Uno de los primeros síntomas asociados a la mala circulación son las manchas rojas o moradas que aparecen en los pies o en la parte baja de las piernas.

Primero son pequeñas irregularidades de tono violáceo que, poco a poco, pueden transformarse en úlceras.

Pérdida de cabello y uñas débiles

pérdida de cabello

La pérdida del cabello y las uñas débiles pueden ser síntoma de una mala alimentación o incluso del estrés.

Asimismo, y este dato es algo que muchos pasamos por alto, también puede significar otra cosa: que no estamos recibiendo la cantidad adecuada de nutrientes que nos proporciona la circulación sanguínea.

La mala circulación trae como resultado un cabello seco y débil que, a su vez, empieza a caerse por áreas.

Digestiones más lentas

Una digestión lenta, pesada, ahí donde aparecen los gases, la acidez e incluso el estreñimiento puede ser también un síntoma de la mala circulación sanguínea.

Agotamiento todos los días

agotamiento

Cuando el flujo sanguíneo se ralentiza aparecen los problemas. Uno de tantos y que, sin duda, percibiremos de inmediato es el cansancio.

Sabemos que puede deberse al exceso de trabajo, a una época de estrés o incluso a algún tipo de enfermedad. No obstante, una mala circulación se asocia a su vez a un aporte menor de combustible suministrado a los músculos.

Si tienes uno de estos síntomas que te mencionamos en este artículo, te recomendamos que acudas a tu médico para que te recete lo necesario para mejorar tu circulación. ¡COMPARTE!

Commentarios

No hay comentarios