¡Cuidado! Estas son las principales enfermedades que le dan a tus huesos

Aunque la osteoporosis está entre las primeras causas de fractura de hueso en mujeres mayores de 40 años, no es lo único que puede afectar al sistema óseo.

Para empezar, a partir de los 20 años la mayoría de las personas empezamos a perder densidad en los huesos (disminución de los minerales), de acuerdo a la Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos. Esto debido a la adhesión de hábitos descalcificantes como el fumar o consumir alcohol.

Anuncio

A continuación te decimos cuales son las posibles enfermedades que le dan a tus huesos.

Anuncio

Enfermedades que le dan a tus huesos

Enfermedades que le dan a tus huesos

Anuncio

1. Cáncer de huesos

Este padecimiento se divide en dos tipos, el que se origina en la médula (mieloma) y el sarcoma, el cual crece sobre el tejido duro del hueso. Y se caracteriza por dolor e inflamación en la zona, debilidad (fractura), entumecimiento y hormigueo.

2. Artritis

Puede presentarse a cualquier edad y se distingue por causar dolor e inflamación en las articulaciones (las más afectadas son las que componen las manos y los pies). Esta enfermedad va acompañada de rigidez y pérdida del movimiento.

3. Osteoporosis

En ésta el hueso se hace más delgado y poroso; además, en sus primeras etapas es asintomática (no es evidente o fácil de detectar).  Sin embargo, sí es posible prevenirlo a través de la práctica constante de ejercicio y una nutrición adecuada.

4. Paget

Es un trastorno que se produce en las células osteoblastos y osteoclastos, las cuales se encargan de la reconstrucción del tejido óseo. Esta enfermedad hace que los huesos se vuelvan gruesos y amplios.

5. Raquitismo

Es más frecuente en niños y es causada por una deficiencia de vitamina D. El raquitismo evita que el sistema óseo adquiera nutrientes, por consiguiente, éstos se vuelven débiles, lo que a la larga puede generar dolor.

Consejos para mantener tus huesos sanos

huesos-sanos

Practicar ejercicio regularmente: Es importante realizar ejercicios variados y de manera regular. Concretamente, los ejercicios dirigidos a cargar peso moderado y a mejorar la resistencia ayudan a mantener los huesos fuertes. Prácticas como el yoga, el tai chi y el pilates también pueden ser recomendables para las personas con EM, con el objetivo de aumentar la fuerza, ya que son actividades de bajo impacto que se basan principalmente en la técnica.

No fumar: El tabaco está asociado a un mayor riesgo de desarrollar osteoporosis que, sumado a los otros factores de riesgo que pueden darse en las personas con EM (mujeres post-menopáusicas, vida sedentaria, etc.) puede agravar la afectación ósea. Por lo tanto, dejar de fumar en este caso es prioritario.

Reducir el consumo de alcohol: El tabaco está asociado a un mayor riesgo de desarrollar osteoporosis que, sumado a los otros factores de riesgo que pueden darse en las personas con EM (mujeres post-menopáusicas, vida sedentaria, etc.) puede agravar la afectación ósea. Por lo tanto, dejar de fumar en este caso es prioritario.

Ahora que ya sabes como mantener en buen estado tus huesos y las posibles enfermedades que les pueden dar, es momento de cuidarse. ¡Comparte esta publicación!

Commentarios

No hay comentarios