Cómo desbloquear el nervio ciático: 2 maneras sencillas de aliviar el dolor

El nervio ciático tiene su origen en la columna lumbar y se extiende a través de los glúteos hasta los mismos dedos del pie.

Por eso el dolor asociado a la opresión del nervio, es especialmente agudo y molesto. Esta dolencia suele afectar mayormente a las personas de tercera edad y a las mujeres embarazadas. A menudo, se asocia con el proceso de contracción muscular, relacionado con la edad, que suele comenzar después de los 30-35 años.

Anuncio

Si usted es una persona que padezca de dolor en el nervio ciático, debes de leer con mucha atención este artículo, ya que te será de mucha ayuda.

Anuncio

Ejercicios para desbloquear el nervio ciático

desbloquear el nervio ciatico

Anuncio

Estos ejercicios de estiramiento suelen ser de gran ayuda, a la hora de disminuir la inflamación y aliviar el dolor. Por supuesto, el procedimiento te tomará algún tiempo, pues estos ejercicios se deben realizar lentamente, para que la tensión disminuya de forma gradual.

1- Recuéstate sobre una superficie plana, dobla la pierna dolorida, y despacio levántala hacia tu hombro. Cuando sientas la tensión, trata de mantener el pie en esa posición durante 30 segundos. Luego estira la pierna, recuéstate un ratico y repite esta operación dos veces más.

ejercicio-1

2- En una posición tumbada, nuevamente dobla las rodillas y llévalas suavemente hasta el pecho, manteniendo la pelvis sobre el suelo.

Con las piernas cruzadas, tal como se muestra en la figura, toma la pierna sana con ambas manos y tira de ella. Sujétala durante 30 segundos, luego libérala hasta su posición original. Repite este paso dos veces más.

ejercicio-2

Recuerda que el movimiento es la forma más eficaz de tratar la ciática, por paradójico que pueda parecer. Estimulando la circulación sanguínea, a la vez, disminuyes la tensión muscular y aceleras tu recuperación.

Síntomas de dolor del nervio ciático

Sintomas-de-la-ciatica

  • Dolor constante en un lado de la nalga o la pierna
  • Dolor de espalda que se acentúa cuando están sentados
  • Hormigueo o ardor en la pierna
  • Dificultad para mover la pierna
  • Pérdida de reflejos
  • Dificultad para realizar actividades diarias como caminar, sentarse y estar de pie.

Es importante tener en cuenta que algunos síntomas pueden requerir atención médica inmediata, y posiblemente quirúrgica, como los síntomas neurológicos progresivos (debilidad en la pierna) o disfunción del intestino o la vejiga.

Realizando estos ejercicios muy pronto te olvidarás del dolor del nervio ciático. Si tienes algún familiar o conocido con estos síntomas, te invitamos a que compartas este artículo en redes sociales.

Commentarios

No hay comentarios