Datos Curiosos De Té Que De Seguro No Sabías

1 En primer lugar, té es una palabra que muchos de nosotros usamos incorrectamente para referirnos a infusiones que no son té propiamente. Para que una bebida se denomine así, debe provenir de la planta “camellia sinensis”.

Las especies son sólo dos: Por un lado está la Sinsensis que nos regala el té verde y la Assamica que sirve para el té negro. Existen las variedades como el blanco, el azul o el rojo que son muy conocidas en Europa y en oriente. Para obtenerlas basta con utilizar las mismas hojas pero con diferente cosecha o los brotes de la planta.

Anuncio

2 El té es probablemente la bebida más consumida en el mundo, después del agua y, al igual que ésta, no tiene calorías.

Anuncio

Bebida milenaria

taza-de-te-verde-1

Anuncio

3 La costumbre de poner plantas a hervir y luego beber el líquido extraído de éstas y combinado con agua se utilizó en un principio en China hacia el año 2737 a.C. Según la leyenda china, fue el emperador Shen Nung quien descubrió las propiedades beneficiosas del té.

4 En China hay cerca de 22,000 variedades de té verde, cuyo precio puede ir desde centavos hasta miles de dólares.

5 El té negro y el té verde son los más comunes y económicos porque se producen industrialmente , caso contrario es el del té blanco y el azul, cuyo precio es mucho más elevado pues se producen de manera artesanal.

6 Su país de origen no es ni China, ni la India, sino el viejo valle de Assam, entre ambos países, a orillas del río Brahmaputra.

7 En China, es de mala educación hablar de política, religión o temas tristes mientras se bebe té, ya que esta bebida simboliza alegría y buena energía.

8 Para los japoneses, el té posee un profundo significado espiritual porque los monjes tibetanos llevaron la bebida a ese país.

Es común que en las casas niponas exista un salón especial para beber té, en donde la puerta de acceso es pequeña para que cualquier persona que entre haga una reverencia antes de ingresar.

En esas habitaciones, la decoración es austera pues el protagonista del lugar debe ser el té y ninguna otra cosa.

_file000340251093_0d4df71f

9 La costumbre inglesa de beber el té con leche surgió de forma circunstancial. Hace cuatro siglos, la porcelana de imitación fabricada en Inglaterra no era de muy buena calidad y al verter algún líquido caliente se corría el riesgo de que las tazas se rompieran.

Por esa razón, los ingleses comenzaron a servir “un dedo” de leche al tiempo antes de vaciar el té, para evitar que la vajilla sufriera un cambio abrupto de temperatura y se quebrara.

Commentarios

No hay comentarios