Seguramente, nunca prestas atención a esto a la hora de elegir carne… ¡Atentos!

Comprar carne en el supermercado es una actividad que todas las familias realizan por lo menos una vez en el día.

Y cada familia tiene su manera de escoger la carne, pero hay algo en lo que nunca prestamos atención y eso ha llevado a que estemos comprando la carne de manera equivocada. Comprar la carne no debe ser tomada a la ligera, debe de estar muy fresca, de lo contrario puede ser malo para los miembros de la familia.

Anuncio

Así que en este artículo te daremos a conocer unos consejos para elegir la carne y estar seguro.

Anuncio

Consejos para elegir la carne

elegir la carne

Anuncio

1. La carne no debe deshacerse en fibras. Si se está deshaciendo en tus manos, lo más probable es que ya estuviera adobada en algún líquido o haya dejado de ser fresca.

2. La carne debe ser elástica y prácticamente seca, y no debe pegarse a las manos.

3. El color de la carne sobre el corte debe ser igual a el de la superficie.

4. Si la carne cruje cuando la cortas, ¡cuidado! Dentro de ella puede haber una larva de parásito.

5. La carne no debe ser demasiado oscura o clara. Con mucha frecuencia, la carne rancia, la limpian. Puedes deducirlo por unas manchas oscuras sobre la carne.

carne

6. A la hora de escoger cerdo, hay que comprobar que la grasa no se separa de la carne. El color de la carne debe ser rosado coral. No debe haber mucha sangre en el corte.

7. Cuando eliges la carne de res, presiónala un poco. Si la calidad de la carne es excelente, es blanda y se hunde un poco hacia abajo. El agujerito que te salga debe desaparecer pronto. Esto indicará que la carne es fresca.

8. Las mejores partes del cordero son las con huesos. Es la carne más tierna y blanda.

9. El olor de la carne es lo que no debes pasar por alto. El aroma de la carne debe ser ligera y suave, no deben haber olores de humedad. En casa, puedes picar la carne con un cuchillo precalentado. Si la carne está caducada, sentirás el olor desagradable.

10. Presta atención a la grasa. Aún si no te propones a utilizarla, la grasa puede contarte mucho acerca de la calidad del producto. La grasa debe ser blanca (o del color crema si se trata del cordero). La grasa amarilla es una señal de que el animal era viejo. La grasa de carne de res debe fácilmente desintegrarse en migas, mientras que la de cordero es densa.

Ahora ya tienes 10 consejos útiles a la hora de elegir la carne, así que llévalos a cabo y de ahora en adelante compra carne de buena calidad. ¡COMPARTE!

Commentarios

No hay comentarios