Debes Leer Esto… 6 Consejos Para Prevenir Las Enfermedades Renales

Las enfermedades renales pueden afectar una o varias estructuras. En general, en el inicio de las mismas no hay síntomas específicos, el dolor renal es infrecuente y está limitado a los procesos inflamatorios del parénquima renal o a la obstrucción de la vía urinaria. La producción de orina puede ser normal a pesar del mal funcionamiento.

La mayoría de las enfermedades renales son asintomáticas al inicio, lo cual hace que muchas veces lleguemos tarde al diagnóstico y van ligadas muchas de ellas a otros procesos patológicos que comprometen varios órganos, entre ellos a los riñones.

Anuncio

Una de las enfermedades renales más temida es la Insuficiencia Renal Crónica, la cual representa la incapacidad de los riñones para limpiar de la sangre los productos que deben eliminarse. La principal causa de insuficiencia renal crónica es la diabetes, seguida por las enfermedades vasculares (principalmente hipertensión arterial), las glomerulopatías (lupus, por ejemplo) y la poliquistosis renal, entre otras.

Anuncio

Sigue los consejos para tratar las enfermedades renales

problemas renales

Anuncio

Por lo antedicho, todas las personas que padezcan estas patologías son de alto riesgo para enfermedad renal y deben ser controladas precozmente.

A continuación te daremos algunos consejos claves para evitar padecer de enfermedades renales:

problemas renales

  1. Mantenerse en forma y activo ayuda a reducir la presión arterial y por lo tanto reduce el riesgo de sufrir insuficiencia renal crónica. Se recomienda hacer actividades aeróbicas como caminar, correr o andar en bicicleta.
  2. Controlar regularmente el nivel de azúcar en sangre alrededor del 50% de las personas diabéticas desarrollan daño renal, por lo que es fundamental que se controlen periódicamente para comprobar el estado de sus funciones renales. El daño puede reducirse o evitarse si se detecta en forma temprana.
  3. Controlar su presión arterial aunque mucha gente sabe que la presión arterial alta puede provocar un derrame cerebral o un ataque al corazón, pocos saben que también es la causa más común de daño renal. Esta situación se potencia cuando se asocia con otros factores como la diabetes, el colesterol alto o enfermedades cardio-vasculares.
  4. Llevar una dieta saludable y controlar su peso ambas ayudan a prevenir diabetes, enfermedades cardíacas y otras afecciones asociadas con la enfermedad renal crónica. También es aconsejable reducir el consumo de sal (5-6 gramos, alrededor de una cucharada chica por día).
  5. Beber mucho líquido se recomienda beber entre 1,5 y 2 litros de agua por día. El consumo de líquido ayuda a los riñones a limpiar el sodio, la urea y las toxinas del cuerpo que, a su vez, reducen el riesgo de desarrollar enfermedad renal crónica.
  6. No fumar reduce el flujo de sangre a los riñones, lo que afecta su correcto funcionamiento. También aumenta el riesgo de cáncer renal en un 50 por ciento.

Commentarios

No hay comentarios