Así Reacciona Tu Cuerpo Cuando Comes Ajo Asado Mira Porque

Así Reacciona Tu Cuerpo Cuando Comes Ajo Asado Mira Porque. El ajo, es conocido formalmente como un tipo de planta tradicional que, junto con la cebolla, el puerro y el cebollín, es una especie de importancia  y propósitos comerciales,  ampliamente cultivada y, hasta ahora, desconocida en su estado silvestre.

Todos, en algún momento de nuestras vidas nos hemos topado con su olor y sabor en las comidas, ya que es ampliamente popular en recetas culinarias. Del mismo modo, se le atribuyen varias propiedades terapéuticas y hasta ha sido catalogado como protector contra seres míticos en cuentos y películas.

Anuncio

Aunque para algunos resulta desagradable su olor o sabor directo, casi nadie puede resistirse a la sazón que genera en algunos platos, e incluso a un buen pan con mantequilla derretida y ajo.

Anuncio

Asi reacciona nuestro cuerpo con los grandes beneficios que puede aportarte el ajo asado

Así Reacciona

Anuncio

Ahora bien, refiriéndonos específicamente a las propiedades medicinales, son muchísimas las que se le atribuyen, particularmente por un compuesto que contiene denominado “alicina”. Entre estas destacan: disminuye los niveles de colesterol malo, regula la presión arterial, es antiséptico, antibacteriano, fungicida, antioxidante e inmuno protector.

Hoy día te explicamos los beneficios de consumir el ajo, pero de una manera muy particular y es asado.

Procedimiento:

Toma un racimo o cabeza de ajo, retira unos 4 o 5 de esos “dientes”, de preferencia que los mismos se mantengan  juntos. Colócalos con la concha en el horno a alta temperatura, luego de unos minutos, cuando ya los sientas blandos, retíralos y déjalos enfriar. Consúmelos en ayunas, al menos unos 20 minutos antes de tu primera comida.

Resultados:

Al ser consumido de esta forma, el ajo es absorbido de manera casi inmediata por nuestro organismo, por lo que unas 24 horas después, comienza a optimizar nuestro cuerpo con los siguientes beneficios:

  • Mejora la circulación.
  • Limpia las arterias.
  • Equilibra la presión arterial.
  • Nivela la glucosa de la sangre.
  • Actúa como antimicrobiano en las vías urinarias.
  • Ayuda en los procesos inflamatorios.
  • Regula el estreñimiento.
  • Combate la fatiga.

Estas son algunas propiedades y beneficios, a los que debe agregarse un buen consumo de agua y una alimentación balanceada. Recordemos que somos el producto de aquello que comemos.

Te invitamos a que compartas entre familiares y amigos estos grandes beneficios que pueden obtener con un ingrediente tan común en nuestros hogares como lo es, el ajo.

Commentarios

No hay comentarios