7 Alimentos que nunca debes guardar en la nevera

Existen una gran cantidad de alimentos hoy en día que desafortunadamente nos estamos acostumbrados a conservarlos de la manera correcta.

Y es que uno de los lugares donde conservamos nuestros alimentos es nada menos que el refrigerador, lo cual hace que pierda el sabor los alimentos, pero pese a ello no dejamos de hacerlo. La realidad es que hay alimentos que no deben someterse nunca a bajas temperaturas, y que sorprendentemente, terminan escondidos en los rincones de nuestra nevera.

Anuncio

Así que en este artículo te diremos cuales son los alimentos que no debes guardar en la nevera o refrigerador, como lo llamen en su país.

Anuncio

Alimentos que no debes guardar en la nevera

Alimentos que no debes guardar en la nevera

Anuncio

Aguacate

La mejor manera de acabar con un aguacate duro, insípido e insulso en tus ensaladas, es introducirlo en la nevera. Mejor consérvalo en un lugar fresco y oscuro.

Piña

Las bajas temperaturas anulan las enzimas que les permiten madurar, favoreciendo únicamente aquellas que pudren las células, obteniendo una textura pastosa.

Plátanos

platanos

Al igual que la piña, los plátanos no se llevan bien con el frío, aunque no afecta tanto a su sabor como a su apariencia, haciendo que palidezcan antes y su cascará se vuelva negra.

Tomates

El frío daña el interior del fruto y convierte su pulpa en una pasta insípida y pastosa. Se recomienda conservarlos en un lugar fresco, a temperatura ambiente.

En caso de meterlos en la nevera por error, o porque el calor extremo del verano lo requiera, dejarlos fuera de la nevera un día antes de consumirlos, ya que de esta forma algo de sabor recuperan.

Ajos, cebollas y papas

ajos-cebollas-y-papas

Si, sé lo que pensais, ¿quién va a meter estos ingredientes en la nevera? Pues siento decíroslo, pero demasiada gente. La baja temperatura cambia el sabor de estas hortalizas, especialmente de la patata que transforma su almidón en azúcar.

La mejor manera de conservar ajos, cebollas y patatas, es una bolsa opaca y transpirable en un lugar totalmente oscuro.

Jamón serrano

Víctima habitual de nuestras neveras, el jamón serrano pierde toda su gracia y salero al pasar por el frigorífico, convirtiéndose en un vulgar trocito de carne en salazón.

Piensa de nuevo por qué las patas de jamón se conservan al aire en lugares frescos.

Chocolates y bombones

chocolates

¿Te has fijado dónde se colocan en los supermercados? Efectivamente, las grandes superficies no meten el chocolate en refrigeradores porque el frío cambia su composición y textura. Con el paso del tiempo, una especie de mancha blanquecina saldrá por toda su superficie. Así que a partir de ahora, recuerda que el chocolate solo necesita de una temperatura fresca para mantener todo su sabor y ahora.

Si estabas acostumbrado a guardar este tipo de alimentos en tu refrigerador, es mejor que dejes de hacerlo. ¡Comparte esta publicación!

Commentarios

No hay comentarios