Cuida de tu alimentación en verano

Cuidar nuestro cuerpo es una de las cosas más prioritarias que deberíamos tener en nuestra vida.

La alimentación es algo que se debe cuidar desde que estamos pequeños, de otro modo  a medida que nuestra edad avance veremos las consecuencias del sobrepeso.

Anuncio

Todo puede comenzar con unas simples papas fritas o una idea a cualquier restaurante de comida rápida al que nos llevaban nuestros padres para poder cambiar nuestra alimentación.

Anuncio

Cuidados de tu alimentación en verano:

alimentacion-verano

Anuncio
  • Mantente hidratado: Es importante incrementar el consumo de agua. Bebe dos litros de agua al día, toma infusiones de limón y naranja. Evita los refrescos y alimentos muy azucarados.
  • Evita comidas copiosas: Los embutidos, las salsas con exceso de grasas y alimentos altos en densidad calórica.
  • Manera de cocinar: Intenta cocinar de manera sencilla y saludable como pollo a la plancha, verduras y vegetales al vapor, salsas a base de vinagreta. Estos alimentos preparados de manera sana facilitan el proceso de digestión.
  • Postres: En las etapas del año donde hace mucho calor lo más recomendable es consumir postres como helados de yogurt, helados de hielo, y jugos congelados.
  • Opta por consumir más pescado que carnes: El pescado contiene mayores cantidades de agua que la carne y su proceso de digestión es mucho más rápida. Los ácidos grasos del pescado son vitales ayudan a nutrir nuestra piel desde el interior.
  • Cinco comidas en el día: Se recomienda consumir cinco comidas al día estas deben tener porciones pequeñas y esto es preferibles que consumir solo tres muy llenas de abundante comida. Ayuda que tu metabolismo siempre este en constante movimiento.
  • Verduras y frutas: Contienen un alto nivel de agua, además de que son ricas en fibras, minerales y vitaminas. Se recomienda consumirla crudas, ya que se conservan sus nutrientes intactos.
  • Primeros platos: Se recomienda consumir alimentos saludables ricos en nutrientes que beneficien a nuestro organismo, pero estos no deber saciar el hambre pero no debes ser comidas pesadas. Por ejemplo: Ensaladas, verduras, sopas frías, etc.
  • Hidratos de carbono: Estos hidratos de carbono son esenciales en la temporada de verano, ya que nos aportan energías. Las legumbres, ensaladas de pasta, pan en las comidas o cereales a la hora de desayunar.

Commentarios

No hay comentarios